jueves, 8 de diciembre de 2016

Las Fiestas Solemnes. Levítico 23.

Resultado de imagen para fiestas solemnesSon muchas las confrontaciones en cuanto a si es bueno que los que no somos israelitas celebremos los días de fiesta. Unos dicen que si otros que no, pero si todos concluimos que al menos un día deberíamos guardar para Dios. No importa si algunos lo hacen el sábado y otros el domingo. V 3 “Seis días se trabajará, mas el séptimo día será de reposo, santa convocación; ningún trabajo haréis; día de reposo es de Jehová en dondequiera que habitéis.
El día tiene 24 horas si decimos que el domingo es para el Señor muchos solo le dedicamos dos horas en el culto y eso cuando llegamos de manera puntual.

Las fiestas son tiempos especiales que dedicamos para honrar a alguien. 15 años, grados, matrimonios etc. En este caso la fiesta es para honrar a Dios. V “Habló Jehová a Moisés, diciendo: 23:2 Habla a los hijos de Israel y diles: Las fiestas solemnes de Jehová, las cuales proclamaréis como santas convocaciones, serán estas:
La razón principal para hacerle fiesta a Dios es reconciliarnos con él. Muchas veces utilizamos el culto solo para pedir, reclamar o exigir un milagro de parte de Dios. V 28 “Ningún trabajo haréis en este día; porque es día de expiación, para reconciliaros delante de Jehová vuestro Dios
Que harías tú si quieres reconciliarte con el ser que amas. Lo más lógico es que le llevarías un presente. Algo que le agrade y de esta forma te vea con buenos ojos.
Lo mismo exige Dios que para reconciliarnos no debemos presentarnos con las manos vacías. Deuteronomio 16: 16 “Tres veces cada año aparecerá todo varón tuyo delante de Jehová tu Dios en el lugar que él escogiere: en la fiesta solemne de los panes sin levadura, y en la fiesta solemne de las semanas, y en la fiesta solemne de los tabernáculos. Y ninguno se presentará delante de Jehová con las manos vacías;
Hoy no nos exige que le presentemos animales pero si quiere que nosotros nos presentemos como sacrificio vivo delante de él. Romanos 12: 1 “Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional.
Dios quiere que le demostremos nuestro amor y obediencia a través del servicio. Deuteronomio 10: 12- 13 “Ahora, pues, Israel, ¿qué pide Jehová tu Dios de ti, sino que temas a Jehová tu Dios, que andes en todos sus caminos, y que lo ames, y sirvas a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma;  10:13 que guardes los mandamientos de Jehová y sus estatutos, que yo te prescribo hoy, para que tengas prosperidad?
Una fiesta se caracteriza por su alegría, y de esta forma nos debemos presentar en el culto. Salmos 37: 4 “Deléitate asimismo en Jehová, Y él te concederá las peticiones de tu corazón.
Las cosas que hacemos cobran gracia cuando las hacemos con una buena actitud. El culto el ayuno o cualquier cosa que le ofrezcamos a Dios también cobran mayor vida dependiendo de nuestra actitud. Mateo 6: 16- 17 “Cuando ayunéis, no seáis austeros, como los hipócritas; porque ellos demudan sus rostros para mostrar a los hombres que ayunan; de cierto os digo que ya tienen su recompensa. 6:17 Pero tú, cuando ayunes, unge tu cabeza y lava tu rostro
No importa cuántos días o que días los dediques para hacerle fiesta a Dios lo importante es que lo que hagas lo hagas por agradecimiento, recuerda de donde él te rescato: de la aflicción, de los vicios, de la soledad. Etc. Levítico 23: 4-5 “Estas son las fiestas solemnes de Jehová, las convocaciones santas, a las cuales convocaréis en sus tiempos:
23:5 En el mes primero, a los catorce del mes, entre las dos tardes, pascua es de Jehová.

Recuerda los cultos o los ayunos no deben ser hechos para pedir o exigir milagros antes por lo contrario lo que nos motive debe ser el amor y el agradecimiento. Dale gracias a Dios por lo que tienes sea mucho o poco y Dios te dará lo que no tienes.

Santidad en las Ofrendas Levítico 22.

Resultado de imagen para santidad en las ofrendasDios exige que seamos santos. 1 Pedro 1: 15- 16 “sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir; 1:16 porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo.
El ser santos no es una opción que tenemos los cristianos, la santidad es una orden de parte de Dios. Pero si nosotros debemos ser santos nuestras ofrendas o sacrificios también deben ser santas. Ofrendas de manera económica o espiritual. Hebreos 13 15 “Así que, ofrezcamos siempre a Dios, por medio de él, sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que confiesan su nombre.

Ofrendar es ofrecer, dar y para esto debemos tener en cuenta que ofrecemos, como lo ofrecemos y para qué es que lo ofrecemos.
Los sacrificios de animales ya no acepta Dios. Hebreos 10: 5 “Por lo cual, entrando en el mundo dice: Sacrificio y ofrenda no quisiste; Mas me preparaste cuerpo. 10:6 Holocaustos y expiaciones por el pecado no te agradaron.   Dios nos exige nuestro cuerpo no porque este coleccionándolos, el quiere los dones, los talentos, las habilidades que tiene nuestro cuerpo para que los pongamos, a su disposición y hagamos su voluntad.  10:7 Entonces dije: He aquí que vengo, oh Dios, para  hacer tu voluntad”. Al entregarnos al servicio de Jesucristo nos estamos dando en sacrificio. Romanos 12: 1 “sí que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional.
A través de la Adoración, de la Alabanza y el servicio podemos dar ofrenda a nuestro Dios, estas ofrendas tienen que ser las mejores al igual que lo eran las ofrendas y sacrificios de animales en la antigüedad. V 19-20 “para que sea aceptado, ofreceréis macho sin defecto de entre el ganado vacuno, de entre los corderos, o de entre las cabras.  22:20 Ninguna cosa en que haya defecto ofreceréis, porque no será acepto por vosotros.
La persona que ofrece la Ofrenda debe ser digna de hacerlo. V 1-2 “Habló Jehová a Moisés, diciendo: 22:2 Di a Aarón y a sus hijos que se abstengan de las cosas santas que los hijos de Israel me han dedicado, y no profanen mi santo nombre. Yo Jehová.” somos dignos cuando tenemos un corazón limpio. Mateo 5: 8 “Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios” y el único que puede darnos un corazón limpio es Dios. Salmo 51: 10 “Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, Y renueva un espíritu recto dentro de mí
Qué cosas pueden hacer o influenciar para que nuestra ofrenda sea con defecto:
1. Un Yugo desigual. V 12 “La hija del sacerdote, si se casare con varón extraño, no comerá de la ofrenda de las cosas sagradas.” el yugo desigual puede formarse al unirse una persona cristiana con una incrédula o al unirse dos cristianos pero con sueños y anhelos ministeriales muy diferentes el uno del otro.
2. Una Persona del Mundo. V 25. “Ni de mano de extranjeros tomarás estos animales para ofrecerlos como el pan de vuestro Dios, porque su corrupción está en ellos; hay en ellos defecto, no se os aceptarán.” una persona que no tiene muy en claro su vida espiritual puede influenciar en dar una ofrenda no agradable a Dios. No puede servir una persona recién convertida. 1 Timoteo 3: 6 “no un neófito, no sea que envaneciéndose caiga en la condenación del diablo
3. Tener  mala relación con los demás. Levítico 19: 17-18 “No aborrecerás a tu hermano en tu corazón; razonarás con tu prójimo, para que no participes de su pecado. No te vengarás, ni guardarás rencor a los hijos de tu pueblo, sino amarás a tu prójimo como a ti mismo. Yo Jehová.” antes de presentar la ofrenda a Jesucristo cualquiera que sea: de alabanza, de Adoración, de servicio en la obra debemos reconciliarnos con quien tenemos diferencia. Mateo 5: 23 “Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti,

Si a las personas con quien estamos agradecidos les ofrecemos lo mejor, con mayor razón debemos hacerlo con Jesucristo que nos ha dado todo lo que tenemos. Dios además de mirar lo que le damos también mira nuestra actitud como lo hacemos.

Santidad en los sacerdotes. Levítico 21.

Resultado de imagen para santidad en los sacerdotesUn sacerdote es un líder y un líder es un guía. Por lo tanto es muy importante que el líder reúna algunas características para poder desempeñar muy bien su trabajo.
Una de las exigencias principales para un líder era el no contaminarse con un muerto. V 1 “Jehová dijo a Moisés: Habla a los sacerdotes hijos de Aarón, y diles que no se contaminen por un muerto en sus pueblos.
Para Jesucristo un muerto no solo  es aquel que ya no tiene signos vitales, para Jesucristo un muerto también es aquel que no anda en sus caminos. Lucas 9: 60 “Jesús le dijo: Deja que los muertos entierren a sus muertos; y tú ve, y anuncia el reino de Dios.

En el pueblo de Dios es decir al interior de la iglesia hay muchos que están en condición de muertos y que sería muy bueno no tener mucho contacto con ellos porque contaminan. Un cristiano muerto es aquel que es tibio, siempre esta desanimado, no le gusta orar, no participa en nada, no le gusta congregarse con frecuencia y por lo general tiene un pie en la iglesia y el otro en el mundo.
En la antigüedad solo los que tenían linaje de Aarón o de Levi podían presentarse delante de Jehová en calidad de sacerdotes. Ahora Dios nos llama sacerdotes a todos los que pertenecemos a su pueblo. 1 Pedro 2: 9 “Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable;
Características en un líder sin santidad.
1. Se une a yugo desigual. V 7 “Con mujer ramera o infame no se casarán, ni con mujer repudiada de su marido; porque el sacerdote es santo a su Dios
2. No sabe gobernar su casa. V 9 “Y la hija del sacerdote, si comenzare a fornicar, a su padre deshonra; quemada será al fuego.” 1 Timoteo 3: 4-5 “que gobierne bien su casa, que tenga a sus hijos en sujeción con toda honestidad  3:5 (pues el que no sabe gobernar su propia casa, ¿cómo cuidará de la iglesia de Dios?)
3. Es Ciego. V 18 a “Porque ningún varón en el cual haya defecto se acercará; varón ciego,” el líder debe saber para donde va y que es lo que quiere, de lo contrario sería un ciego guiando a otros ciego.
4. Es Inútil. V 19 “o varón que tenga quebradura de pie o rotura de mano,” un verdadero líder es aquel que siempre está dispuesto a caminar una milla mas. Hace más de lo que le toca.
5. No puede llevar la carga de los demás. V 20 a “o jorobado, o enano,” Un siervo de Dios está dispuesto a sentir carga por sus discípulos para llevarlos siempre a la presencia de Dios a través de la oración.
6. No da fruto. Por lo general es estéril en el ministerio y en cualquier actividad que haga. V 20 b “o testículo magullado.” Jesucristo exige que sus discípulos den fruto. Juan 15: 1- 2 “Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador.  15:2 Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto
Un sirvo de Jesucristo que no quiere santificarse y prefiere vivir todavía en las inmundicias del mundo no puede representar al pueblo delante de Dios. V 23 “Pero no se acercará tras el velo, ni se acercará al altar, por cuanto hay defecto en él; para que no profane mi santuario, porque yo Jehová soy el que los santifico.

Recuerda tu y yo somos sacerdotes de Jesucristo y debemos ser santos, si tú en la iglesia encabezas un ministerio o simplemente perteneces a uno y por lo tanto te llamas líder con mayor razón debes presentarte en santidad delante de Dios.

La Bendición de la Honra. Levítico 20.

Resultado de imagen para la HonraPara Dios es muy importante la honra a los demás y en especial a nuestros padres. Es tan importante que el castigo para los que deshonran a los padres es la muerte. V 9 “Todo hombre que maldijere a su padre o a su madre, de cierto morirá; a su padre o a su madre maldijo; su sangre será sobre él.” Cuando un hombre camina siempre por el sendero de la justicia en su vejez será coronado con honra. Proverbio 16: 31 “Corona de honra es la vejez  Que se halla en el camino de justicia.
Sería muy bueno que ahora que estamos jóvenes nos preguntemos. Porque camino estamos transitando. ¿Será que al final si nos lleva a conseguir una corona de honra?

Aunque la honra es un mandato de Dios, también es necesario que los padres tratemos a nuestros hijos y nietos de tal manera que nuestra vejez junto a ellos sea maravillosa, llena de honra. Proverbio 17: 6 “Corona de los viejos son los nietos,  Y la honra de los hijos, sus padres.
La honra a nuestros padres sin importar cual haya sido su comportamiento para con nosotros genera bendición. Efesios 6: 2-3 “Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa;  6:3 para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra.
Como padres nuestra obligación es corregir a nuestros hijos pero no es prudente confundir el castigo con el maltrato esto solo lleva a los hijos a tener ira en contra de sus padres. Efesios 6: 4 “Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor
La honra se la gana cuando sabemos manejar la contienda. Cuando a pesar de nuestro enojo logramos actuar con sabiduría. Proverbio 20: 3 “Honra es del hombre dejar la contienda;  Mas todo insensato se envolverá en ella.
La única forma que tenemos para vivir en paz en la sociedad es si aprendemos a honrar a todos. 1 Pedro 2: 17 “Honrad a todos. Amad a los hermanos. Temed a Dios. Honrad al rey
Dios nos da ejemplo el nos honra si nosotros le servimos a través de Jesucristo. El trabajo genera honra. Juan 12: 26 “Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere, allí también estará mi servidor. Si alguno me sirviere, mi Padre le honrará.” Si quieres que los demás te honren trata de hacer siempre las cosas bien, se servicial, trabaja con dedicación, nunca seas negligente en lo que hagas.
Si en este mundo para vivir bien se necesita honrar a los demás con mayor razón si queremos tener una excelente relación con Dios debemos honrarlo. Malaquías 1: 6 “El hijo honra al padre, y el siervo a su señor. Si, pues, soy yo padre, ¿dónde está mi honra? y si soy señor, ¿dónde está mi temor? dice Jehová de los ejércitos a vosotros, oh sacerdotes, que menospreciáis mi nombre. Y decís: ¿En qué hemos menospreciado tu nombre?
La honra para Dios y para cualquier persona tiene que ser mucho masque tan solo una mera expresión. Con nuestros actos honramos o deshonramos más que con nuestra boca. Mateo 15: 8 “Este pueblo de labios me honra;  Mas su corazón está lejos de mí.
Las palabras se la lleva el viento nuestros actos perduran para siempre, que tanto estas dispuesto hacer para demostrar tu honra a Dios y a los demás. Proverbios 3: 9 “Honra a Jehová con tus bienes, Y con las primicias de todos tus frutos;  3:10 Y serán llenos tus graneros con abundancia,  Y tus lagares rebosarán de mosto.


Tú estás dispuesto a honrar a Dios o solo eres de esos cristianos que solo busca a Jesucristo para recibir milagros. Si quieres vivir en paz con Dios y con los demás, aprende a honrar. La honra es el principio de la felicidad.

Santidad una Forma de Vida. Levítico 19.

Resultado de imagen para viviendo en santidad para diosEl ser santo no es una opción es una orden. V 1-2 “Habló Jehová a Moisés, diciendo:
19:2 Habla a toda la congregación de los hijos de Israel, y diles: Santos seréis, porque santo soy yo Jehová vuestro Dios.
El llamado de Jesucristo es que mejoremos nuestra forma de vida. 1 Pedro 1: 15-16 “sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir; 1:16 porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo.
La única forma de ser santos es apartándonos de nuestros antiguos deseos. V 14 “como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia

Formas mediante las cuales podemos llegar a ser santos:
1. Dejando toda idolatría, y tal vez no la imagen que teníamos en la pared, pero si ese dinero, esos hijos o ese trabajo que se nos ha convertido en ídolo. Levítico 19: 4 “No os volveréis a los ídolos, ni haréis para vosotros dioses de fundición. Yo Jehová vuestro Dios.
2. Dándole a Dios lo mejor. De nuestro servicio, de nuestros dones etc. V 5 “Y cuando ofreciereis sacrificio de ofrenda de paz a Jehová, ofrecedlo de tal manera que seáis aceptos.” Estás seguro que eso que estás haciendo es todo lo que puede hacer para servir a Dios. Recuerda que el saber hacer lo bueno y no hacerlo también es pecado. Santiago 4: 17 “y al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado.
3. Siendo bondadoso, si en tus manos está el hacerlo ayuda al pobre y al necesitado. V 9-10 “Cuando siegues la mies de tu tierra, no segarás hasta el último rincón de ella, ni espigarás tu tierra segada.  19:10 Y no rebuscarás tu viña, ni recogerás el fruto caído de tu viña; para el pobre y para el extranjero lo dejarás. Yo Jehová vuestro Dios.
4. No robando, no  engañando ni mintiendo. V 11 “No hurtaréis, y no engañaréis ni mentiréis el uno al otro.” recuerda la santidad es una forma de vida que nos permite vivir en paz.
5. No jurando en vano, nuestro sí que sea si y nuestro no sea no. V 12 “Y no juraréis falsamente por mi nombre, profanando así el nombre de tu Dios. Yo Jehová.” Una persona santa se la conoce por su capacidad de compromiso.
6. Siendo justos. A cada quien se le debe dar lo que merece. V 13 “No oprimirás a tu prójimo, ni le robarás. No retendrás el salario del jornalero en tu casa hasta la mañana.
7. No aprovechándose de las debilidades de los demás. V 14 “No maldecirás al sordo, y delante del ciego no pondrás tropiezo, sino que tendrás temor de tu Dios. Yo Jehová.
8. No fomentando el chisme, hay muchos que no matan físicamente con un arma, pero si lo hacen emocionalmente a través de su lengua. V 16 “No andarás chismeando entre tu pueblo. No atentarás contra la vida de tu prójimo. Yo Jehová.
9. No dañando nuestro cuerpo con Tatuajes. V 28 “Y no haréis rasguños en vuestro cuerpo por un muerto, ni imprimiréis en vosotros señal alguna. Yo Jehová
En conclusión la santidad se consigue guardando todos los mandamientos que Dios ordena. V 37 “Guardad, pues, todos mis estatutos y todas mis ordenanzas, y ponedlos por obra. Yo Jehová.
Sin santidad no se puede ver a Dios. Hebreos 12: 14 “Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.”. Muchas personas oran y no sienten nada por mas que se esfuerzan siempre terminan después de orar con el corazón vacio. Salen del culto y mientras todos se gozan de lo maravilloso que estuvo el sermón y lo delicioso de la ministración. El que no dispuso su corazón dice: “yo no sentí Nada”

Ser santo es ser apartado del mundo para servir a Jesucristo. La santidad es mucho más que una mera expresión religiosa, la santidad es una forma de vida. Tu y yo somos santos no permitas que el mundo te convenza de lo contrario.

Rompiendo culturas. Levítico 18.

Resultado de imagen para el evangelio no tiene fronterasEl evangelio de Jesucristo es algo que no se puede adaptar a las diferentes culturas, son las culturas las que se tienen que adaptar al cristianismo.
Muchos misioneros dicen abrir obra en muchas comunidades que por su cultura adoran a muchos dioses, esto es algo muy bueno lo malo es que muchos de ellos predican un evangelio liviano manejable en cualquier cultura. 
Muchos misioneros lo único que han hecho es llevarle a estas comunidades otro dios más, si creían en las piedras, o en cualquier otro ídolo ahora a esa lista de dioses le aumentaron  a Jesucristo.

El pueblo de Israel tenía que moverse frecuentemente, por lo tanto era muy común habitar en medio de otras culturas.
La advertencia de Jehová era muy clara el pueblo de Dios no tenía que aprender de otras culturas ni de Egipto de donde salió ni de Canaán a donde llegaría. V 1-3 “Habló Jehová a Moisés, diciendo: 18:2 Habla a los hijos de Israel, y diles: Yo soy Jehová vuestro Dios.
18:3 No haréis como hacen en la tierra de Egipto, en la cual morasteis; ni haréis como hacen en la tierra de Canaán, a la cual yo os conduzco, ni andaréis en sus estatutos.
La clave para que el pueblo de Dios continuara disfrutando de sus bendiciones seria el cumplir fielmente sus mandamientos. V 4-5 “Mis ordenanzas pondréis por obra, y mis  estatutos guardaréis, andando en ellos. Yo Jehová vuestro Dios.  18:5 Por tanto, guardaréis mis estatutos y mis ordenanzas, los cuales haciendo el hombre, vivirá en ellos. Yo Jehová.
La orden era que los demás deberían convertirse a las creencias de Israel y no ellos convertirse a las creencias de los demás pueblos. Jeremías 15: 19 “Por tanto, así dijo Jehová: Si te convirtieres, yo te restauraré, y delante de mí estarás; y si entresacares lo precioso de lo vil, serás como mi boca. Conviértanse ellos a ti, y tú no te conviertas a ellos.
En el camino se encontrarían con muchos valles de huesos secos pero sería la palabra de Dios los que les daría vida. Ezequiel 37: 4-6 “Me dijo entonces: Profetiza sobre estos huesos, y diles: Huesos secos, oíd palabra de Jehová.  37:5 Así ha dicho Jehová el Señor a estos huesos: He aquí, yo hago entrar espíritu en vosotros, y viviréis.  37:6 Y pondré tendones sobre vosotros, y haré subir sobre vosotros carne, y os cubriré de piel, y pondré en vosotros espíritu, y viviréis; y sabréis que yo soy Jehová.
No permitas que el deseo de ver la iglesia llena de gente te lleve a vivir en ansiedad, y la ansiedad te haga tomar estrategias del mundo. Recuerda que el mundo es enemigo de Dios. Santiago 4: 4 ¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.” no te conviertas tu también en enemigo de Dios.
La modernidad nos debe llevar mejorar la difusión de la palabra de Dios, nunca la modernidad nos debe llevara desvirtuar el poder de la palabra de Dios.
Tú y yo estamos hechos para ser sal, pero es necesario que la sal no pierda su capacidad de salar. Mateo 5: 13 “Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres.
Como pueblo de Dios somos luz, la luz no tiene ninguna relación con las tinieblas, el mandato de Jesús es muy claro debemos salir de la amistad con el mundo. 2 Corintios 6: 14-18 “No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas?  6:15 ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo?  6:16 ¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos? Porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo: Habitaré y andaré entre ellos, 
Y seré su Dios,  Y ellos serán mi pueblo. 6:17 Por lo cual,  Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor,  Y no toquéis lo inmundo;   Y yo os recibiré, 6:18 Y seré para vosotros por Padre,  Y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso
.


No permitas que el amor por el mundo dañe tu relación con Dios, tú y yo estamos para marcar diferencia no dejes que los incrédulos o los cristianos tibios te contaminen con sus inmundicias. 

El Templo Lugar de Adoración. Levítico 17.

Resultado de imagen para vamos al temploDios está en cualquier lugar y en cualquier lugar él nos puede oír eso es cierto. No hay ningún lugar donde Dios no se encuentre. Salmo 139: 7-12 ¿A dónde me iré de tu Espíritu?
¿Y a dónde huiré de tu presencia? 139:8 Si subiere a los cielos, allí estás tú; Y si en el Seol hiciere mi estrado, he aquí, allí tú estás. 139:9 Si tomare las alas del alba Y habitare en el extremo del mar,139:10 Aun allí me guiará tu mano, Y me asirá tu diestra. 139:11 Si dijere: Ciertamente las tinieblas me encubrirán; Aun la noche resplandecerá alrededor de mí. 139:12 Aun las tinieblas no encubren de ti,
Y la noche resplandece como el día; Lo mismo te son las tinieblas que la luz.

También es cierto que Dios no habita en casa hecha por hombres. Hechos 17: 24 “El Dios que hizo el mundo y todas las cosas que en él hay, siendo Señor del cielo y de la tierra, no habita en templos hechos por manos humanas,
El templo no es suficientemente grande como para contener la presencia de Dios, pero si en el templo se puede reflejar la presencia de Dios. 2 Crónicas 7: 1 “Cuando Salomón acabó de orar, descendió fuego de los cielos, y consumió el holocausto y las víctimas; y la gloria de Jehová llenó la casa
El mandato de Dios era que el sacrificio no podía ser ofrecido en cualquier lugar, tenía que ser a la entrada del tabernáculo. Levítico 17: 3-5 “Cualquier varón de la casa de Israel que degollare buey o cordero o cabra, en el campamento o fuera de él,  17:4 y no lo trajere a la puerta del tabernáculo de reunión para ofrecer ofrenda a Jehová delante del tabernáculo de Jehová, será culpado de sangre el tal varón; sangre derramó; será cortado el tal varón de entre su pueblo,  17:5 a fin de que traigan los hijos de Israel sus sacrificios, los que sacrifican en medio del campo, para que los traigan a Jehová a la puerta del tabernáculo de reunión al sacerdote, y sacrifiquen ellos sacrificios de paz a Jehová.
Ahora Jehová no acepta sacrificios de animales pero al igual que Jesús se ofreció en sacrificio es necesario que nosotros también nos ofrezcamos en sacrificio vivo delante de Dios. Romanos 12: 1 “Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional.
También nuestros sacrificios son de alabanza. Hebreos 13: 15 “Así que, ofrezcamos siempre a Dios, por medio de él, sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que confiesan su nombre.
Es por eso que en su palabra Jesucristo nos invita a que no dejemos de congregarnos como algunos tienen por costumbre. Hebreos 10: 25 “no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.
Aunque Jehová no habita en ningún templo si considera que el templo es su casa y sobre todo casa de oración, el lugar donde nos podemos comunicar con él con mayor libertad. Mateo 21: 13 “y les dijo: Escrito está: Mi casa, casa de oración será llamada; mas vosotros la habéis hecho cueva de ladrones.
Desde la antigüedad Jehová declaro que en su casa de oración es donde el recibiría los sacrificios. Isaías 56: 7 “yo los llevaré a mi santo monte, y los recrearé en mi casa de oración; sus holocaustos y sus sacrificios serán aceptos sobre mi altar; porque mi casa será llamada casa de oración para todos los pueblos.
El congregarnos en el templo no solo es una muestra de obediencia, también con este acto demostramos cuanto estamos dispuestos a incomodarnos por causa de Jesús. Hoy en día es muy común encontrar cristianos que cambian de iglesia a  medida que cambian de barrio. A muchos cristianos no les importa en que creen en el lugar donde se están congregando lo único que les importa es que sea cerca y les quede cómodo. David siempre decía: “yo no le daré a Jehová algo que no me cueste” 2 Samuel 24: 24 “Y el rey dijo a Arauna: No, sino por precio te lo compraré; porque no ofreceré a Jehová mi Dios holocaustos que no me cuesten nada. Entonces David compró la era y los bueyes por cincuenta siclos de plata.

No seas facilista procura darle a Jehová lo mejor de ti, no importa cuánto te cueste, recuerda que el dio lo mejor por ti, el dio a su propio y único hijo.