lunes, 17 de abril de 2017

Para Dios no hay Casualidad. 1 Samuel 9.

Resultado de imagen para para dios no hay casualidadesJehová no es un Dios de casualidades, Jehová es un Dios de Prepósitos. Siempre que miramos lo que nos pasa en nuestras vidas y nos encontramos con algo que estábamos pensando, o que no nos imaginábamos pero nos gusta decimos que casualidad o que suerte tengo. La verdad de las cosas es que todo pasa conforme a un propósito de Dios, el cual es el arquitecto del universo y diseño todo de la mejor forma para nosotros.
Somete tu vida a Jesucristo y el cuidara de ti tu estas en los planes de Dios.

Muchos padres dada la insistencia de sus hijos y como para darles una lección terminan aceptando lo que ellos quieren esto no quiere decir que lo que el padre hace sea de su agrado.
Esto mismo le sucedió al pueblo de  Israel ellos insistían en tener un rey humano que los gobierne. 8: 5 “y le dijeron: He aquí tú has envejecido, y tus hijos no andan en tus caminos; por tanto, constitúyenos ahora un rey que nos juzgue, como tienen todas las naciones
Dios acepto pero el mismo lo escogió. 9: 15-16 “Y un día antes que Saúl viniese, Jehová había revelado al oído de Samuel, diciendo: 9:16 Mañana a esta misma hora yo enviaré a ti un varón de la tierra de Benjamín, al cual ungirás por príncipe sobre mi pueblo Israel, y salvará a mi pueblo de mano de los filisteos; porque yo he mirado a mi pueblo, por cuanto su clamor ha llegado hasta mí.”  Dios no deja nada suelto si él te ha escogido para algo el mismo se encargara de llamarte.
Si tú crees que eres el llamado a servirle a Dios en algún ministerio o simplemente estas seguro que lo que vas hacer es parte del llamado de Dios entonces no te preocupes como lo vas a lograr.
Cuando Jesucristo llama a alguien él le dice para que, como, con quien y con que lo va a lograr. Si él te llamo él no te va abandonar.
Dios le dio a Israel el hombre o el rey que ellos deseaban con tales características que ellos no lo iban a rechazar. V 1-2 “Había un varón de Benjamín, hombre valeroso, el cual se llamaba Cis, hijo de Abiel, hijo de Zeror, hijo de Becorat, hijo de Afía, hijo de un benjamita.  9:2 Y tenía él un hijo que se llamaba Saúl, joven y hermoso. Entre los hijos de Israel no había otro más hermoso que él; de hombros arriba sobrepasaba a cualquiera del pueblo.
Dios utiliza las diferentes circunstancias que nos suceden para cumplir con su propósito. Dios desacomodo a Saúl le quito a su padre la fuente de trabajo hoy podríamos decir se quedó sin empleo o su empresa quebró. V 3 “Y se habían perdido las asnas de Cis, padre de Saúl; por lo que dijo Cis a Saúl su hijo: Toma ahora contigo alguno de los criados, y levántate, y ve a buscar las asnas.
Muchas veces no se cumplen los planes de Dios porque nosotros nos desviamos rápido del camino y por lo general no estamos ni en lugar ni a la hora necesaria. V 5 “Cuando vinieron a la tierra de Zuf, Saúl dijo a su criado que tenía consigo: Ven, volvámonos; porque quizá mi padre, abandonada la preocupación por las asnas, estará acongojado por nosotros.
Parea lograr los planes de Dios el utiliza a diferentes personas que nos estimulan a seguir, júntate con personas que te induzcan a luchar por lo que quieres. V 7 “Respondió Saúl a su criado: Vamos ahora; pero ¿qué llevaremos al varón? Porque el pan de nuestras alforjas se ha acabado, y no tenemos qué ofrecerle al varón de Dios. ¿Qué tenemos?” personas que te ofrezcan una solución y no que te muestren solo el problema. V 8 “Entonces volvió el criado a responder a Saúl, diciendo: He aquí se halla en mi mano la cuarta parte de un siclo de plata; esto daré al varón de Dios, para que nos declare nuestro camino.
Dios no nos evita el desacomodarnos para lograr un objetivo pero si nos ayuda a conseguirlo de manera tan sobrenatural que parece casualidad. V 11-12 “Y cuando subían por la cuesta de la ciudad, hallaron unas doncellas que salían por agua, a las cuales dijeron: ¿Está en este lugar el vidente?
9:12 Ellas, respondiéndoles, dijeron: Sí; helo allí delante de ti; date prisa, pues, porque hoy ha venido a la ciudad en atención a que el pueblo tiene hoy un sacrificio en el lugar alto.
” Dios propicio que el profeta estuviera justo en ese lugar.
No te preocupes por lo que puedas estar pasando Dios utiliza cualquier situación para cumplir su propósito en nosotros. V 17 “Y luego que Samuel vio a Saúl, Jehová le dijo: He aquí éste es el varón del cual te hablé; éste gobernará a mi pueblo.

Si tú eres el elegido por Dios para llevar acabo su obra no te preocupes de cómo lo vas hacer, tu solo dispón de todo tu ánimo y tu corazón para hacerlo. Del cómo, del cuándo y del conque se encargara Jesucristo.

Aprendiendo a Delegar. 1 Samuel 8.

Resultado de imagen para aprendiendo a delegarDelegar es ceder o transferir un poder o una responsabilidad esto hace que en realidad no sea del todo fácil.
En el mundo encontramos dos tipos de personas, unas que creen que solo ellos pueden hacer las cosas y no delegan a nadie y otras que para evadir sus propias responsabilidades solo se la pasan delegando a todos y por todo de una manera totalmente irresponsable.
El delegar es verdaderamente un arte no se trata de estar dando cargos o responsabilidades a cualquier persona.

El éxito o el fracaso en lo que emprendas en gran manera dependen de las personas a quien delegaste funciones.
Algunas cosas a tener en cuenta a la hora de delegar.
1. Ten en cuenta que es lo que quieres lograr. Si tú no sabes hacer difícilmente podrás mandar.
2. No delegues solo porque a ti ya no te alcanza el tiempo. V 1 “Aconteció que habiendo Samuel envejecido, puso a sus hijos por jueces sobre Israel.” se debe delegar pensando en crecer, en mejorar lo que se hace.
2. Invierte tiempo en enseñar. No solo se trata de que les marques un camino es necesario que les enseñes a transitarlo. V 3 “Pero no anduvieron los hijos por los caminos de su padre, antes se volvieron tras la avaricia, dejándose sobornar y pervirtiendo el derecho.
3. Involucra a los demás en lo que haces. El testimonio es muy importante pero no es suficiente. Tus hijos tal vez te ven orar, ir a la iglesia y hacer lo bueno pero es necesario que los involucres en lo que haces. Si solo te ven orar pero no los involucras en la oración, ellos crecerán reconociendo que tienen un padre muy entregado pero ellos serán unos mundanos o unos cristianos tibios. Si eres empresario permite que ellos puedan involucrarse en lo que haces así cuando tú mueras ellos sabrán como administrar la herencia que les dejaste.
4. Asegúrate de que te han entendido. No te de pena preguntar una y otra vez. Cuando una persona no entiende lo que le han delegado o sus funciones terminan haciendo el trabajo de manera deficiente o mediocre.
5. Valora el trabajo de los demás. En las personas sabias esto sirve de estímulo para mejorar cada día su trabajo. Digo en las personas sabias porque hay otras que cuando se los felicita por su trabajo en lugar de mejorar empiezan a menguar.
6. Has un seguimiento a las personas que has encomendado. Recuerda que aunque delegues el trabajo es tu responsabilidad.
7. No escojas personas que quieran ganar, escoge personas que se quieran capacitar o preparar para ganar. Ganar también es el sueño de todo perdedor, prepararse o entrenar para ganar es el propósito de todo triunfador.
De nosotros y de las personas a quienes delegamos nuestras cosas depende la decisión que puedan tomar los demás. V 5 “y le dijeron: He aquí tú has envejecido, y tus hijos no andan en tus caminos; por tanto, constitúyenos ahora un rey que nos juzgue, como tienen todas las naciones.” el pueblo de Israel se equivocó al tomar la decisión de pedir un rey, pero esa decisión fu determinada por la mala dirección de Samuel y sus hijos.

No solo pienses en tener un equipo de trabajo, preocúpate de entrenarlo para llegar a ser los mejores, recuerda que del personal que tengas dependerá el éxito o el fracaso en tus proyectos. Tomate tu tiempo para elegir entrénalos para lo que quieres pero ante todo nunca tomes decisiones o delegues sin la orientación del Espíritu Santo.

Recibir a Cristo en el Corazón. 1 Samuel 7.

Resultado de imagen para recibir a cristo en el corazonUn paso importante para entrar a la vida cristiana es recibir a Cristo en nuestro corazón. A cada persona nueva que llega a la iglesia o que simplemente nos la encontramos en la calle automáticamente le hacemos repetir la oración que consideramos es de Fe.
Para muchos el pronunciar esta oración es más que suficiente para ser salvos. Tanto que de manera asolapada es decir de manera disimulada hacemos que la persona sola o en grupo repita la oración y creemos que ya todos ahora son salvos.

Bíblicamente que sería realmente recibir a Cristo en nuestro corazón o a jehová Dios en nuestro corazón.
El recibir a Cristo debe ser mucho más que unas cuantas palabras mágicas. El recibir a cristo es una toma de decisión muy importante en la vida de una persona. El recibir a Cristo involucra algunas cosas que las veremos en el versículo 3 “Habló Samuel a toda la casa de Israel, diciendo: Si de todo vuestro corazón os volvéis a Jehová, quitad los dioses ajenos y a Astarot de entre vosotros, y preparad vuestro corazón a Jehová, y sólo a él servid, y os librará de la mano de los filisteos.
1. Volverse a Jehová. “Habló Samuel a toda la casa de Israel, diciendo: Si de todo vuestro corazón os volvéis a Jehová” si usted va para un barrio que piensa que queda en el sur y de pronto recibe una llamada de su jefe que le dice que no era por el sur que es por el norte. ¿Usted qué haría? Lo más seguro es que usted pensaría en volverse. Es decir en cambiar de rumbo, volver a direccionar lo que estaba haciendo.
Volverse a Jehová significa.
1.1.Buscarlo de todo corazón. Deuteronomio 4: 29 “Mas si desde allí buscares a Jehová tu Dios, lo hallarás, si lo buscares de todo tu corazón y de toda tu alma.” es cierto que nuestra primera experiencia con Cristo es a través de alguna necesidad, pero él quiere que lo sigamos buscando por amor y agradecimiento.
1.2.Amar a Jehová con todas nuestras fuerzas. Deuteronomio 6: 5 “Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas.
2.      Quitar todo dios ajeno. No solo basta con quitar las imágenes de la pared, también es necesario dejar toda  cosa o actitud que nos aleja de Dios. Que cosas se pueden convertir en nuestro dios. El temor, el trabajo, la familia. Etc. Lucas 14:  25-26 “Grandes multitudes iban con él; y volviéndose, les dijo:  14:26 Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo” aborrecer es amar menos que.
3.      Preparar Nuestro Corazón. Estar dispuesto. Esdras era todo un maestro pero el dispuso su corazón. Esdras 7: 10 “” estar preparado es mucho más que tan solo desear. Para un jugador de futbol profesional el estar en la selección de su país es mucho más que un anhelo o deseo, además de esto debe estar preparado es decir haber entrenado fuertemente. ¿Tú ya recibiste a Cristo en tu corazón? que bueno pero que tanto te estas preparando para agradarle a Dios.
4.      Servir. “y sólo a él servid, y os librará de la mano de los filisteos” El servicio es el resultado de amar a alguien, todo aquel que recibe a Jesucristo en su corazón y se prepara es inevitable que termine sirviendo con mucha diligencia y entrega de corazón.
Consecuencias del Servicio.
4.1.Recibe Honra de Dios y de los demás. Juan 12: 26 “Si alguno me sirve, sígame; y donde yo estuviere, allí también estará mi servidor. Si alguno me sirviere, mi Padre le honrará.
4.2.Dios da Prosperidad y cuida de nosotros en todo momento y situación. Éxodo 23: 25 “Mas a Jehová vuestro Dios serviréis, y él bendecirá tu pan y tus aguas; y yo quitaré toda enfermedad de en medio de ti.
5.      Orar. V 5 “Y Samuel dijo: Reunid a todo Israel en Mizpa, y yo oraré por vosotros a Jehová.” lo que mejora cualquier relación de pareja o social es la comunicación, la única forma de mantener una constante y buena relación con Dios es a través de la oración. Mateo 26: 41 “Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu a la verdad está dispuesto, pero la carne es débil.

Recibir a Cristo en nuestro corazón es mucho más que una simple frase de cajón, recibir a Jesucristo en nuestro corazón es tomar la decisión de amarlo y dejar que él nos gobierne en cada una de nuestras áreas.

Rechazando la Presencia de Dios. 1 Samuel 6.

Resultado de imagen para rechazando a diosPara muchos oír hablar de que alguien rechace la presencia de Dios suena absurdo.
Los filisteos se robaron el arca que representaba la presencia de Dios porque la consideran como un amuleto de la buena suerte como algunos la pata de conejo, una herradura o la mata de sábila. 4: 7 “Y los filisteos tuvieron miedo, porque decían: Ha venido Dios al campamento. Y dijeron: ¡Ay de nosotros! pues antes de ahora no fue así
Hay muchos cristianos hoy en día que solo ven en jehová la posibilidad de lograr un milagro o suplir una necesidad.

Cuando Dios llega a nuestra vida antes de arreglarla primero la desarregla. Si tú quieres hacer un buen aseo de la sala de tu casa es necesario que primero saques o levantes los muebles para después de hecho el aseo los vuelvas acomodar.
La presencia de Dios en nuestra vida no es solo para obtener lo que queremos, anhelar la presencia de Dios significa someternos a su voluntad cumplir con sus disposiciones y como añadidura vienen los milagros. Mateo 6: 33 “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.
Cuando los filisteos se dieron cuenta que sin someterse a Dios su presencia en lugar de resultar para bien puede terminar en mal prefirieron  rechazarla. 6: 1-2 “Estuvo el arca de Jehová en la tierra de los filisteos siete meses.  6:2 Entonces los filisteos, llamando a los sacerdotes y adivinos, preguntaron: ¿Qué haremos del arca de Jehová? Hacednos saber de qué manera la hemos de volver a enviar a su lugar.
Muchas personas reciben a Cristo en su corazón llenos de gozo pensando que ahora las cosas serán mucho más fáciles. Pero cuando se dan cuenta que aunque ahora ya se pueden llamar cristianos su vida sigue igual, con los mismos problemas y algunos consideran que ahora es peor, toman la decisión también de rechazar la presencia de Dios.
El mundo entero lucha por conseguir el secreto de la prosperidad. A todos los seres humanos nos gusta vivir bien. Jesucristo nos da el secreto para que los cristianos podamos conseguir esa tan anhelada prosperidad. Josué 1: 8 “Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.
El núcleo central del cristianismo está en el someterse a la palabra de Dios. La biblia es un hermoso manual que nos ayuda a tener vidas de éxito y prosperidad. 2 Timoteo 3: 16 - 17 “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia,  3:17 a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.
Muchas personas tienen vidas muy avivadas espiritualmente. A todo lo que habla el pastor le dicen ¡Amen, Amen! Pero cuando la palabra los empieza a confrontar a decirles que deben hacer y que no deben hacer es cuando se desaniman y terminan desertando de la vida cristiana.
Las personas que evaden el comprometerse y el vivir en disciplina siempre les va mal en todo; son un fracaso en el hogar, en la iglesia en la sociedad y lo que es peor son fracaso con ellos mismos.
Hay muchos factores que nos alejan de Dios y de los seres que decimos amar. Entre ellos la incomprensión, la intolerancia y algo que más determina el alejarnos de Dios y de los demás es la falta de tiempo.
Hoy en día la sociedad vive con mucho afán, salen a trabajar desde muy temprano y regresan a la casa muy tarde y muy cansados esto hace que ya nadie tenga tiempo para los demás y cada día nos alejamos. Aunque vivimos bajo un mismo techo y hasta durmamos en una misma cama cada día nos conocemos menos.
Jesús era un hombre muy ocupado y sobre todo tenía mucha fama pero a pesar de todo siempre sacaba un tiempo para estar en la presencia de su padre.  Lucas 5: 15-16 “Pero su fama se extendía más y más; y se reunía mucha gente para oírle, y para que les sanase de sus enfermedades.
5:16 Mas él se apartaba a lugares desiertos, y oraba.
Hoy en día hay muchos pastores que viven tan ocupados sirviéndole a Dios que ya no tienen tiempo para entrar en su presencia a través de buenos tiempos de oración y estudio de la palabra.

No importa cuán ocupado estés siempre busca un tiempo, un espacio en el cual puedas estar en intimidad con Dios, contigo mismo y con tu familia. Más que tu dinero tu familia te necesita a ti.